Jesus saith unto him, I am the way, the truth, and the life: no man cometh unto the Father, but by me.

John 14:6

6 Jesus saith unto him, I am the way, the truth, and the life: no man cometh unto the Father, but by me.
John 14:6 


Mensaje del Sabado 6/27/2015
El que tiene oído oiga lo que el Espíritu le dice a la iglesia
Verso clave: 6 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.


En el mensaje el Señor me mostraba que muchas iglesias eran insensatas y que tenian que tomar su aceite.  No quieren escuchar lo que Dios le quiere decir al pueblo.   La iglesia de hoy tiene miedo.  La palabra de Dios dice: El Cielo y la tierra pasaran , mas mis palabras no pasaran.  Todo se tiene que cumplir..  Es tiempo pueblo de reserva los principios de dolores , es el comienzo, y la iglesia tiene que entender que estaremos aqui para ciertos juicios no para la ira de Dios.   La iglesia tiene miedo afrentar muchas situaciones.  Le preguntaba a muchos pastores estan ready tiene reservas.. No Pastora no tenemos , espiritualmente estamos ready pero para esos eventos no.  Muchos pastores me decian pastora mi iglesia no esta preparado para eso.  Creo en el arrebatamiento de la iglesia pero tambien el Señor me ha enseñado a prepararme.  Sea que la venida del Señor sea Pre-Rapto, Mid-Rapto, Post Tribulacion, Post Ira Tribulacion, sea cuando sea el pueblo tiene que estar preparado en todos los eventos.  Sea para el Rapto , or para los juicios.  El amor de muchos se enfriara eso dice la biblia. La imagen de arriba de el caballo fue dada Junio 5, 2015 fue una vision en la cual estamos viendo.  Se que Cristo Viene Pronto pero la palabra se tiene que cumplir.   Es tiempo de Reservar Agua, Agua, Flash lights, Emergency Kits.  No sabemos hermanos y pastores.  Los amo la Pastora Michelle 


Mateo 25 Reina-Valera Antigua (RVA)
25 ENTONCES el reino de los cielos será semejante á diez vírgenes, que tomando sus lámparas, salieron á recibir al esposo.
2 Y las cinco de ellas eran prudentes, y las cinco fatuas.(insensata)
3 Las que eran fatuas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite;
(La Iglesia Tibia, Fatua, Ni Caliente, ni Fria)
4 Mas las prudentes tomaron aceite en sus vasos, juntamente con sus lámparas.
5 Y tardándose el esposo, cabecearon todas, y se durmieron.
La Iglesia de hoy en dia Ladiocea, la iglesia no esta Velando.
6 Y á la media noche fué oído un clamor: He aquí, el esposo viene; salid á recibirle.
(Las esposa sabia cuando el venia su esposo. Ellas salieron a recibirle.
7 Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y aderezaron sus lámparas.
8 Y las fatuas dijeron á las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan.


Fatua significa o insensato La palabra insensato tiene su origen en el latín. Proviene de insensatus, insensata, insensatum, adjetivo formado por el prefijo in- (negación) y el vocablo sensatus cuyo significado es dotado de sentido común, de buena percepción y juicio y está formado por el sufijo -atus (valor de haber recibido una acción o estado resultante del verbo) y el sustantivo sensus, sensus (sentido, sensibilidad, sensación, facultad de sentir). Sustantivo proveniente del verbo sentire (sentir y percibir adecuadamente, juzgar, opinar, tener criterio para pensar, darse cuenta) cuya raíz se vincula con la indoeuropea *sent- que significa tomar una dirección después de haberse orientado.


De este modo, se puede considerar como el concepto original de este vocablo que no está dotado de sentido común, ni de buena percepción, ni juicio. La Real Academia Española da como definición “falto de sensatez, tonto, fatuo”. Entendiendo por sensatez la cualidad de sensato y por éste: prudente, cuerdo, de buen juicio. También se la considera como “la falta de buen juicio y de reflexión antes de actuar” y “hecho o dicho insensato”. (Diccionario Manual de la Lengua Española Vox).
En sentido extremo se aplica para referirse a personas dementes. También se utiliza para señalar razonamientos, juicios y situaciones ilógicas o incoherentes.


                                                                   Sinónimos de insensato
Loco, insano, demente, desquiciado, fatuo; necio, obtuso; alocado, tarambana, irreflexivo, atolondrado, aturdido, imprudente, ligero, desenfrenado, informal; absurdo, ilógico, irracional, equivocado, irrazonable, contradictorio; disparatado, desatinado, incongruente, incoherente, desatinado, descabellado.
Antónimos de insensato Sensato, razonable, procedente, discreto, racional, lógico, coherente, juicioso, inteligente; consciente, cuerdo,  reflexivo, equilibrado, asentado, maduro, acertado, circunspecto, prudente, formal, serio, conveniente.


Prudentes- significa prudente
prudente  adj. Que pone cuidado, moderación o sensatez al hacer algo para evitar inconvenientes, dificultades o daños. imprudente.
Diccionario Manual de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.
Prudente adj. Que tiene u obra con prudencia.


Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
prudente (pɾu'ðente) abreviación
1. persona que actúa de manera cuidadosa un conductor prudente
2. que implica o denota prudencia tomar una decisión prudente
                           Copyright © 2013 K Dictionaries Ltd.
  Sinónimos
prudente adjetivo
1 avisado, previsor, advertido, precavido, cauteloso, astuto, sensato, cauto, circunspecto, remirado, mirado. imprudente.
Se trata de personas que muestran un comportamiento moderado. Avisado, previsor, advertido y precavido se utilizan cuando la persona intenta prepararse o anticiparse a una situación.
2 discreto, juicioso, cuerdo, mesurado, reflexivo. alocado, irreflexivo.

Aceite: Espíritu Santo o FE
9 Mas las prudentes respondieron, diciendo. Porque no nos falte á nosotras y á vosotras, id antes á los que venden, y comprad para vosotras.
10 Y mientras que ellas iban á comprar, vino el esposo; y las que estaban apercibidas, entraron con él á las bodas; y se cerró la puerta.
11 Y después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: Señor, Señor, ábrenos.
12 Mas respondiendo él, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.
13 Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del hombre ha de venir.


                                                                         Velad significa

La Palabra "Velad", significa "velar", del latín "vigilare". Es decir, estarse uno vigilando a sí mismo en pensamientos, en sentimientos y en acciones "en todo tiempo"; esto es, "de instante en instante, de momento en momento", para descubrir el defecto o "yo" psicológico que en ese instante nos quiere hacer caer en tentación.


                                                     Apocalipsis 3 Reina-Valera Antigua (RVA)


3 Y ESCRIBE al ángel de la iglesia en SARDIS: El que tiene los siete Espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice estas cosas: Yo conozco tus obras que tienes nombre que vives, y estás muerto.
2 Sé vigilante y confirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.
3 Acuérdate pues de lo que has recibido y has oído, y guárda lo, y arrepiéntete. Y si no velares, vendré á ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré á ti.
4 Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras: y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos.
5 El que venciere, será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.
6 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.

7 Y escribe al ángel de la iglesia en FILADELFIA: Estas cosas dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:
8 Yo conozco tus obras: he aquí, he dado una puerta abierta delante de ti, la cual ninguno puede cerrar; porque tienes un poco de potencia, y has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.
9 He aquí, yo doy de la sinagoga de Satanás, los que se dicen ser Judíos, y no lo son, mas mienten; he aquí, yo los constreñiré á que vengan y adoren delante de tus pies, y sepan que yo te he amado.
10 Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación (prueba) que ha de venir en todo el mundo, para probar á los que moran en la tierra.
11 He aquí, yo vengo presto;(pronto) retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.
12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá fuera; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalem, la cual desciende del cielo de con mi Dios, y mi nombre nuevo.
13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.

Iglesia de Ladiocea
14 Y escribe al ángel de la iglesia en LAODICEA: He aquí dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios:
15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ¬Ojalá fueses frío, ó caliente!
16 Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
17 Porque tú dices: Yo soy rico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo;
18 Yo te amonesto que de mí compres oro afinado en fuego, para que seas hecho rico, y seas vestido de vestiduras blancas, para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.
19 Yo reprendo y castigo á todos los que amo: sé pues celoso, y arrepiéntete.
20 He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.
21 Al que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.
22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice á las iglesias.

                                     

                                                                                       Comentario

                                                                   

                                                                              Comentario (Estudio de la Biblia)

                                                                                   Mateo 25:1-13
                                                                         Por Richard Niell Donovan
                                                                        Traducción por Emmanuel Vargas Alavez
                                                                    PASAJE BÍBLICO: Mateo 25:1-13
                                                                         COMENTARIO (Estudio de la Biblia):
                                                                        EL CONTEXTO: CAPÍTULOS 24-25


Los capítulos 24-25 tratan con la escatología (el fin de los tiempos) y la Parusía (el retorno de Cristo). El capítulo 24 concluye con la parábola del siervo fiel y del infiel (23:45-51), que es la primera de cuatro parábolas que abordan el tema del reino venidero. En esa parábola, el siervo infiel asume que su amo se va a retrasar indefinidamente, y por lo tanto actúa infielmente. Sin embargo, el amo llega de forma inesperada y lo castiga duramente poniéndolo en un lugar donde hay lloro y crujir de dientes (24:51).


Las otras tres parábolas son:


• la parábola de las diez vírgenes (25:1-13) – de este domingo – enfatizando la importancia de estar preparados para el regreso de Cristo.
• la parábola de los talentos (25:14-30) – del próximo domingo – que enfatiza la importancia de que Cristo nos encuentre, en su regreso, siendo fieles sobre aquello que nos ha confiado.
• el Juicio de las Naciones (25:31-46) – que en realidad no es una parábola – del siguiente domingo – que enfatiza la importancia de que Cristo nos encuentre, en su regreso, habiendo sido generosos “á uno de estos mis hermanos pequeñitos” (25:40).
En la primera de las tres parábolas, el amo sorprende a la gente regresando inesperadamente. En la primera y segunda parábolas, el amo se retrasa (24:48; 25:5). En la tercera parábola, el amo regresa “después de mucho tiempo” (25:19). Estas parábolas reflejan el hecho de que la iglesia de Mateo, en la última parte del primer siglo, está lidiando con la demora del retorno en la Parusía. Ellos esperaban que Jesús regresara ya, y estas parábolas les dicen que hay que estar preparados para el regreso del maestro. En las cuatro parábolas el señor sorprende a la gente con la dureza de su juicio.


Así como Jesús comenzó su ministerio con una larga sección de enseñanza (el Sermón del Monte, capítulos 5-7), así ahora concluye con una larga sección de enseñanza (el Discurso Escatológico, su tratado sobre el fin de los tiempos, capítulos 25-25). Jesús comienza el capítulo 26 con una nota ominosa: “Sabéis que dentro de dos días se hace la pascua, y el Hijo del hombre es entregado para ser crucificado.” Y luego sigue la historia de su pasión.


                                                 VERSÍCULOS 1-5: EL ESPOSO VA LLEGANDO


1Entonces el reino de los cielos será semejante á diez vírgenes, que tomando sus lámparas, salieron á recibir al esposo. 2Y las cinco de ellas eran prudentes, y las cinco fatuas. 3Las que eran fatuas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4Mas las prudentes tomaron aceite en sus vasos, juntamente con sus lámparas. 5Y tardándose el esposo, cabecearon todas, y se durmieron.
“Entonces el reino de los cielos será semejante á” (v. 1). Jesús describe la preparación para una boda. En ese tiempo y lugar, la vida era dura y los placeres pocos. Las mujeres se quedaban en la casa para cuidar a los hijos y las tareas domésticas. Esperaban con gusto su diaria visita al pozo del pueblo (desde donde debían cargar pesadas vasijas llenas de agua) porque, en el pozo, tenían una oportunidad de reunirse con otras mujeres del pueblo.


Pero, ocasionalmente, el tedio de sus vidas se rompía por los grandes eventos de la vida del pueblo como bodas, nacimientos, ritos de paso a la adultez, e incluso los funerales. De estos, las bodas significaban la más grande celebración. En una boda, la pareja se quedaba en casa donde se convertían en el centro de la vida del pueblo por días. Después de la ceremonia de la boda, había un gran banquete, con danza y juega, que podía durar por varios días. Para la pareja, era “la semana más feliz de sus vidas” (Barclay, 353). También era una semana feliz para sus amigos, ¡era un evento que no se debían perder!


Jesús nos habla de diez parthenois – vírgenes, doncellas – cinco prudentes y cinco insensatas. Estas vírgenes prudentes e insensatas corresponden a los constructores insensatos de los que Jesús habló en 7:24-27. En esa historia, el hombre prudente construyó sobre la roca, pero el insensato lo hizo sobre la arena. La casa construida sobre la roca soportó bien la tormenta, pero la que fue construida sobre la arena se derrumbó, y su caída fue grande. Jesús dice que el hombre sabio o prudente es el que “oye estas palabras y las hace” (7:24).
Hay que notar que tanto las vírgenes prudentes e insensatas se durmieron, así que haberse dormido no es la característica que las distingue. Además hay que notar que tanto las vírgenes prudentes como las insensatas son elegibles para la festividad. Esta parábola es una advertencia para los cristianos que no están preparados para el regreso de Cristo, no está dirigida principalmente para los que están fuera de la iglesia.


Las vírgenes prudentes son diferentes de las insensatas solamente en una cosa: tienen la precaución de tomar aceite para rellenar sus lámparas. Las vírgenes prudentes durmieron, pero primero se prepararon completamente para la llegada del esposo. Tenían sus lámparas y aceite, así que estaban listas para recibir al esposo sin importar cuando llegara. Están listas, y estar listos es el punto de esta parábola.
Tiene sentido que debían estar preparadas, porque la llegada del esposo sería la señal para el comienzo de una gran y gozosa festividad, algo que estas mujeres esperaban sería uno de los acontecimientos más grandes de sus jóvenes vidas. “El tema es estar preparado, no para esperar lo peor… sino para lo mejor” (Buttrick, 556).


La verdadera sorpresa es que cinco de ellas no han hecho la preparación esencial para esta importante ocasión. En nuestras vidas cotidianas vemos gente que no está preparada: gente buscando empleo que va a una entrevista usando su gorra al revés, estudiantes que se presentan al examen sin haber estudiado, parejas que “se casan por la fiebre”. Sacudimos la cabeza y nos preguntamos por su falta de preparación, pero luego recordamos nuestros propios momentos de insensatez.


El esposo se retrasa (v. 5). Este es el punto clave de la historia. Tanto las vírgenes sabias como las insensatas están preparadas para la llegada del esposo, pero solamente las vírgenes sabias están preparadas para el retraso del esposo. Como ya lo dijimos arriba, Mateo, que está escribiendo este Evangelio medio siglo después de la resurrección, está luchando con el asunto del retraso del regreso de Cristo. En esta serie de parábolas él alienta a la iglesia a mantenerse en vela, incluso si están cansados de mantenerse en un estado de “alerta continua”.
Esta parábola incluye un buen número de elementos alegóricos (la gente, cosas y sucesos que tienen un significado simbólico o escondido). Los estudiosos generalmente reconocen que:
• las vírgenes son la iglesia que está esperando por el regreso de Cristo.
• el esposo es Cristo.
• la fiesta de bodas es la gran gozosa ocasión en que Cristo viene por su iglesia; el banquete de las bodas del Cordero (Apocalipsis 19:9).
• el retraso del esposo corresponde al retraso del regreso de Cristo.
• la llegada del esposo a la media noche es el regreso de Cristo mismo.
• cerrar la puerta es el juicio final.


Sin embargo, los eruditos no están de acuerdo en cuanto al significado del aceite, y eso merece nuestra atención. Si el núcleo de esta historia es que debemos estar preparados con aceite para el regreso de Cristo, entonces ¿qué es el aceite? Lutero decía que es la fe. Otros lo han identificado con la piedad, las buenas obras, una relación personal con el Señor, o un sinnúmero de otras posibilidades. Tal vez la mejor aproximación para captar el significado del aceite es examinar el contexto: tanto el más cercano en esta serie de cuatro parábolas, como el contexto más amplio del evangelio de Mateo:
• en la parábola del siervo infiel y del fiel (24:45-51), el siervo fiel es al que se le encuentra trabajando cuando el señor regresa. Estar preparado – tener aceite – significa trabajar fielmente para el Señor.


• en la parábola de los talentos (25:114-30), el siervo fiel usa sabiamente los recursos que se confían a su cuidado. Estar preparado – tener aceite – significa practicar una buena mayordomía, buenas prácticas ecológicas, cuidadosa administración de nuestro tiempo y dinero, generosidad para quien está en necesidad, proclamación de la Palabra, y las posibilidades pueden seguir y seguir.
• en el Juicio de las Naciones (25:31-46), el Hijo del Hombre recompensa a quienes han alimentado a los hambrientos, han dado de beber a los sedientos, han recibido a los extranjeros, han vestido a los desnudos, han cuidado a los enfermos, y han visitado a los prisioneros –que corresponde muy bien con lo que Jesús ha identificado en este Evangelio como el más grande mandamiento: amar a Dios y al prójimo (22:37-40). Estar preparados – tener aceite – significa generosidad para quienes tienen necesidad.


• en el contexto más amplio de todo el Evangelio, el Sermón del Monte (capítulos 5-7) hace una gran revelación en las expectativas de Cristo. Estar preparados – tener aceite – significa obedecer las enseñanzas de Jesús.


Esta parábola habla muy agudamente a quienes enfatizan convertirse en cristianos a través de algún rito de iniciación (experiencia de conversión, bautismo, recibir el don de lenguas) sin el correspondiente crecimiento en el discipulado. Un buen comienzo no es haber corrido bien la competencia. “Tal como lo aprendemos en las parábolas del Tesoro Escondido y la Perla de Gran Precio (13:44-46), no es suficiente simplemente con ‘encontrar’ el tesoro, aunque eso es lo primero; uno también debe ‘vender todo’ para comprarlo para poder tenerlo… La vida cristiana en Mateo es una vida de duro discipulado… el cristianismo de un momento se desequilibra y finalmente es fatal” (Bruner, 896).